Minoxidil

MINOXIDIL

Comments (0) Alopecia

Llega el turno de hablar del minoxidil, ese gran veterano en la lucha contra la alopecia. Como le ocurrió a la finasteride (y a muchos medicamentos) su aplicación para la calvicie fue fruto de la casualidad. Al principio se utilizaba en personas con la presión sanguínea alta, después de unos meses, estas personas empezaron a notar un aumento del número de cabellos y mejora en su grosor. Inicialmente se empezó a utilizar una concentración de un 2% pasando después al ya estandarizado 5%. (el 2% todavía se usa en mujeres). Rogaine es el primer nombre comercial con que se conoció esta aplicación tópica para combatir la AGA.

Hablemos ahora de su efectividad. Podemos calificarlo como un producto eficaz con matices, me explico, es cierto que consigue mejorar el pelo aunque solo hasta cierto punto ya que convierte las pelusillas en “algo” más grueso pero sin llegar a la fuerza del finasteride. Además dependiendo de la zona es más o menos útil. Así, al aplicarlo en la coronilla descubriremos por regla general unos resultados aceptables, sin embargo, en la zona de las entradas sus éxitos son bastante pobres.

Hasta la llegada de la finasterida, el minoxidil era el único remedio probado que combatía la AGA, desgraciadamente su limitada validez no lo hacía muy fiable para la mayoría de las calvicies que veían como las entradas seguían su camino. Hoy en día podemos considerarlo un complemento perfecto de la finasterida ya que actúa de diferente manera y, aunque no tiene su eficacia, en conjunto los resultados son más notorios. Es importante señalar que al igual que la finasterida, todo el progreso conseguido con su utilización se pierde si se interrumpe el tratamiento.

Los efectos secundarios, como en todo producto, existen aunque no son muy alarmantes y desaparecen al abandonar el tratamiento. Se trata de enrojecimiento, irritación, picor y ¡ojo! crecimiento del pelo en zonas no deseadas (suele pasar que el vello de las manos se vuelve más visible ya que normalmente la aplicación del minoxidil se hace con los dedos).

Afortunadamente hoy en día hay muchos fabricantes comercializan el minoxidil mezclado con distintas bases (aceitosas, alcohólicas, etc.) lo que nos brinda una gran variedad que podemos probar si notamos efectos adversos con una determinada marca.

Comments are closed.